¡Que Bello es Malvivir!

Esta semana quiero ser continuista con la línea que ha abierto Mikkibones (sí, en efecto, es uno de los jefazos y hay que hacerle la pelota de cuando en cuando) y me gustaría dar algo de bola a una serie hecha por un grupo de jóvenes españoles. La serie, que estoy convencido muchos conoceréis, se llama Malviviendo, cuenta las andanzas de cuatro muchachos residentes en el ficticio barrio de Los Banderilleros de Sevilla, fumetas, marginales, y de las historias y la fauna humana con las que se encuentran en su día a día. Se estrenó en Internet a finales del 2.008 y se encuentra ahora mismo en pleno proceso de montaje y edición de la segunda temporada, que van colgando en su web a ritmo de un capítulo mensual. Considero estéril daros nombre y biografías de los culpables de esta serie, la idea es que vosotros mismos os metáis en su página y les conozcáis de primera mano. Así pues son otros los motivos de que traiga esta serie aquí (sí, ya lo has dicho, hacerle la pelota al jefe…, no, no es eso). La serie comenzó con cuarenta euros de presupuesto para el primer episodio, y desde entonces sus señas de identidad, que podrían haber sido la implicación e ilusión de sus creadores, lo bonito del trabajo entre amigos o alguna ñoñería similar, son sin embargo la profesionalidad y calidad que destila cada episodio y los homenajes a series que se pueden apreciar en todos ellos.

Para empezar, cada episodio tiene un opening diferente, basado en openings famosos de diferentes series, algunos de ellos podrían ser incluidos en algún ránking de los mejores openings de la historia: Los Soprano, Dexter, X Files, … Adaptados a los personajes y las características de cada episodio. Mirad este ejemplo, el opening del primer episodio de la serie:

En la misma línea algunos de los capítulos homenajean y adaptan tramas y temáticas de series y películas conocidas también, como Memento, Origen (debilidad que tienen los muchachos por el bueno y lo bueno de Nolan), Prison Break y un largo etcétera. Incluso en uno de ellos se permiten reproducir el formato del programa Callejeros con gran acierto, dando lugar a un episodio muy divertido con más de un corte perfectamente digno para el programa de cuatro. Esta camaleónica capacidad de adaptación denota gran creatividad y una frescura muy destacable por parte de los creadores, lo cual se agradece enormemente ya que te permite ver una serie española fuera del típico contexto de instituto urbano, con macetillas y guarrillas todo el día dándole al fornicio, con profesores asaltacunas y con hijos deprimidos porque sus padres están en el AMPA y se van a separar. Y de paso hunde mi teoría anterior de que las series españolas no son diferentes. O quizá sea la excepción que confirma la regla.

Malviviendo es además una serie honesta. No tiene el punto pretencioso que tienen prácticamente todas las series nacionales, esas que nos quieren enseñar qué es el amor, qué es la amistad, cuáles son los problemas de la juventud. Ni tampoco cae en los errores típicos de nuestras series de humor, que alistan a cuatro famosillos a los que les obligan por guión a limitarse a repetir cuatro frasecillas y dos caretos que de ser graciosos pasan a ser ridículos en contextos demasiado forzados. Malviviendo es dinámica, cambiante, atrevida y sobretodo muy original. El hecho de no estar bajo la tutela y propiedad de ninguna gran productora permite a sus creadores disfrutar de la total libertad de poner y quitar, de decir o de insinuar todo aquello que les apetece, lo cual nos ofrece como espectadores un producto diferente. Como destacábamos con las series inglesas unas semanas atrás, Malviviendo puede gustaros o no, pero cuando la veáis, podréis disfrutar de una serie con personalidad, auténtica, alejada de los productos mutilados y amordazados por la audiencia con que suelen deleitarnos nuestras grandes cadenas de televisión.

Es necesario destacar también que esta ausencia de mecenazgo hace aún más meritoria si cabe la realización y producción de la serie. Sus creadores se buscan la vida con su productora propia realizando trabajos audiovisuales para terceros, ya que desafortunadamente Malviviendo no les da para vivir, más bien al contrario. Esto provoca que en algunos foros de listos se les acuse de no producir al ritmo que desearía la audiencia, de abandonar a sus fans para dedicarse a otras cosas que les reporten mayores beneficios, de ser unos trepas que sólo buscan fama y dinero… Necedades. Hay que entender Malviviendo como un regalo, valorando el titánico esfuerzo de aquellos que la hacen posible, y esperando con paciencia que sus otras obligaciones les dejen ganas y tiempo para seguir dedicando a la serie, apreciando además ese espíritu independiente que quieren conservar y que la convierte en una serie diferente, en una de esas que tanta falta nos hacen por estos lares.

Seguramente hay otras series con la misma esencia y actitud en la red, entre ellas Qué vida más triste, otra buenísima, aunque más modesta si cabe en realización y producción. Conocéis vosotros alguna otra? Espero sugerencias.

Saludos.

Anuncios

8 Respuestas a “¡Que Bello es Malvivir!

  1. Déjate de jefe…
    Yo vi en su momento el capítulo de Callejosos. Me pareció cojonudo. Desde entonces los olvidé y hasta hoy… Pero gracias a tu post los rescataré y me veré la primera temporada sin dudarlo!

    • Jejeje…
      Ya te lo digo, Mikki, no dudes en darle un repaso a la primera temporada. Como es normal tienen episodios más acertados y otros más normales, pero en esencia la serie es un puntazo. Mogollón de guiños a series y pelis conocidas.

      Todos los episodios son buenos, pero el segundo y el tercero son un escándalo.

  2. Dios, me estoy acordando de la grandisima en sus primeros capitulos calico electronico… Lastima que despues perdiera el rumbo

    • Buen ejemplo. Calico empezó muy bien pero desfasó bastante. Tengo recuerdos de algo parecido que era una versión de Doraemon fumeta, no sé si sabrás a qué me refiero. Era un puntazo, también muy desfase, pero para hacer unas risas estaba curioso.

      En cualquier caso, Malviviendo está a otro nivel.

  3. El primer capítulo que vi de Malviviendo fue el de la parodia de Callejeros y me enamoró la serie. Cuando supe que habían fichado al Tito MC (el que te focka), mellevé las manos a la cabeza, pero la verdad es que me encantaron sus actuaciones xDDDDD

    • Vaya, mucha gente se ha enganchado o se ha enterado de la existencia de la serie por el capítulo de Callejosos, ya que es un formato muy extendido gracias a tantos videos de youtube de risas que ha generado el programa de Cuatro. No obstante, Malviviendo tiene episodios mucho más interesantes que ese, más currados, o al menos que a mi me gustaron bastante más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s