¿Lentitud VS Calidad?

Siempre me ha llamado la atención la capacidad de crítica cinematográfica de una persona en relación a la cantidad de películas que ve a lo largo de un año. Es curioso como una persona que tan solo ve en el cine unas seis películas al año se permite el “lujo” de desprestigiarlas o alabarlas de una manera desproporcionada, mientras que los que vemos una media de veinticuatro películas al año (contando con que más o menos acudimos al cine unas dos veces al mes) nos cuesta una reflexión y un análisis dar una opinión sobre la película que acabamos de visionar.

Al hilo de esto y como quiero empezar mi apartado en este Refugio Neuronal creando una  controversia, voy a abrir el gran debate que se presenta con algunas películas de calidad incuestionable en algunos casos y de las que sin embargo nunca falta la famosa puntillita “es un poco lenta”. Y es que, ¿realmente está relacionada la calidad de una película con su ritmo? ¿O simplemente cada película necesita el suyo propio? ¿Está reñida la lentitud de la narración fílmica de una película con la calidad de la misma?

Supongo que a todo el mundo se le vienen a la cabeza títulos y yo, por ir al revés, en vez de acabar el año con listas, lo empiezo. Aquí van algunos ejemplos de esta lentitud de la que hablamos.

En primer lugar, y tan solo porque quiero seguir un orden cronológico, nos detendremos en “La Noche del Cazador” Esta película, estrenada en el año 1955,  forma parte de la historia del cine negro y del cine en general. Es consideraba por muchísimos estudiosos una obra maestra, y sin embargo no la recomendaría a todo el mundo. En el film acompañamos a unos niños en la huida de un hombre desequilibrado y despiadado representado por un Robert Mitchum sobreactuado (y algo cómico en los numerosos momentos en los que  canta ese “Leaning on the Everlasting Guns”) que los persigue para acabar con ellos pues tienen un secreto en común.

La película en sí es lenta, muy lenta. Pero los pasos de los niños son lentos y Harry Powell (Robert Mitchum) no parece tener prisa. Es una película inquietante en todos los sentidos. Aparte de su ritmo lento, se aprecia una fotografía extremadamente cuidada en los detalles para crear esta sensación, un juego de luces y sombras que no deja indiferente a nadie y que fue llevado a cabo por el maestro de la luz Stanley Cortez. La actitud de los personajes también pone su granito de arena para que esta sea una de las películas más sobrecogedoras de la historia del cine.

La segunda película a tener en cuenta es 2001: Una Odisea en el Espacio (1968). Aparte de ser una de las películas más controvertidas de la historia del cine, es también una de las películas más lentas que existen. Es sabido por todos que el cine de Kubrick nunca deja indiferente a nadie, ya sea para bien o para mal, pero creo que este film es una muestra incuestionable de que el cine de calidad no siempre tiene un ritmo dinámico.

Dejo claro por otro lado que soy de las que piensa que es una película que está muy sobrevalorada, pero sería estúpido por mi parte no aceptar que se ha convertido en una película de culto y que tanto los monos agitando los huesos, como Hall han quedado en el imaginario popular de toda la cultura occidental.

En tercer lugar está In the Mood for Love (2000) del director de cine hongkonés Wong Kar-Wai. La narración de esta triste historia de personas desdichadas e insatisfechas se hace quizás un poco pesada ya que hablamos de un director que comparte con otros realizadores orientales el cuidado de la imagen y la especial atención a los detalles, pero tiene una fotografía preciosa y la actuación de los personajes, tan contenida, te transmite esa sensación de impotencia que viven los dos protagonistas. Es una película en la que este ritmo tan pausado, sólo está ahí para que pidas saber más y más sobre la historia y que llegues hasta a implorar que los personajes protagonistas tengan un final feliz.

En penúltimo lugar he elegido Lost In Translation (2003). Sofia Coppola, que se había estrenado en esto del largometraje con The Virgin Suicides (1999), creó una pequeña película tan intima como el último rincón de un hotel de lujo. Situó a dos de los personajes que más solos se sentían en el mundo en una de las ciudades más grandes del mismo y contó una historia en la que realmente no pasaba nada y sin embargo tenía su encanto. No sabemos si por Bill Murray, fantástico en casi todo lo que hace, o por la, en aquel momento, actriz fetiche del cine indie Scarlett Johansson o simplemente porque era una historia diferente, pero enganchó a audiencia y crítica.  A pesar de esto seguía siendo una película “un poco lenta” y es que no me imagino cómo se puede contar a un ritmo vertiginoso una historia de dos personas que comparten unos días en Tokyo entre las que no pasa nada y a las que no les pasa nada por separado. Creo que el ritmo de Lost In Translation nos sirve para darnos cuenta de que la vida es lenta, de que si no tienes nada que hacer el tiempo pasa muy despacio, y que si te sientes solo, esto se eleva al mayor exponente.

Por último, he elegido una de las últimas películas estrenadas en cartelera y vista en el cine por mi parte. El topo (2011), adaptación de la novela homónima de John le Carré, es una película que para quien no tenga un poco de entrenamiento en esto de ver cine se puede hacer la película más larga que ha visto una persona nunca, pero que para quien sabe esperar y sabe ver cine es una gran película. El ritmo de la película, que se da la mano con la forma de escribir de le Carré, nos muestra cómo es realmente la vida de un espía inglés en plena Guerra Fría, y es que los espías reales no son como James Bond. Son como el célebre personaje George Smiley, un tipo con problemas con su mujer y ardor de estómago que lleva una vida aburrida y solitaria.

Por otra parte, la complejidad de los acontecimientos que se dan en el film y la cantidad de entresijos y personajes que aparecen pide a gritos un discurso pausado y comedido que te permita asimilar toda la información que se te está mostrando.

Cabe destacar la increíble interpretación de Gary Oldman como George Smiley pues es quien nos va marcando el ritmo y quien nos guía a lo largo de esta historia de desconfianza y secretos en la Inglaterra de los años 70.

Muchas veces el ritmo de una película es lo que le hace diferente, una característica especial. Otras veces se convierte en un hándicap y entorpece de manera insolente la narración de la misma y hace que un visionado sea insufrible.

Lo positivo de todo esto es que afortunadamente el cine no es la vida real y que si algo nos aburre, podemos levantarnos, olvidar lo que acabamos de ver y buscar algo que nos entretenga más que ver a aquellos primates dando golpes con un hueso.

Anuncios

12 Respuestas a “¿Lentitud VS Calidad?

  1. Ser lento no es sinonimo de aburrimiento, aunque muchas veces las dos palabras casan perfectamente. De acuerdo en lo que dices, aunque la noche de cazador, no pienso que sea lenta, ni tampoco pertenezca al cine negro. Eso si una de las mejores sobre asesinos que ha dado esto del cine

    Sobre Lost In Translation, pues si, es lenta y en mi opinion aburrida, aunque claro es una opinion personal. In the mood..pues una joya, si quizas lenta, pero una delicia de pelicula…saludos

  2. Me alegro de que te haya parecido interesante lo que digo. Son sólo algunos ejemplos que siempre me hacen replantearme esa pregunta. Con respecto a La noche del cazador, me parece una gran película, pero bajo mi punto de vista su desarrollo es un poco lento. Por otro lado creo firmemente (y no soy la única) que pertenece a la última etapa de la historia de este gran género que es el film noir, tanto por su fotografía como por la frialdad del relato y de los personajes, incluso por su propia femme fatale.

    Gracias por leer mi post, espero que vuelvas a pasarte 🙂

  3. La calidad de una película no está reñida con el ritmo. Sangre Fácil, las de Peckinpah o Hasta que Llegó su Hora son pelis que tienen un ritmo lento, pero que son peliculones a todas luces. En los ejemplos que comentas, da la casualidad de que he visto dos, La Noche del Cazador, que tengo que revisar y que me parece sobrevalorada y la cosa esa de la niña pija de Coppola, una de las grandes memeces jamás filmadas. Claro que, no hay que confundir ritmo lento o pausado con ritmo narrativo nulo, caso de gafapastas infumables tipo Tarkovsky.

    PD: Ya sé que no es el tema y a la autora del texto le importa un bledo, peo lo tengo que preguntar: sres, ¿qué hacemos con el foro de la libreta?

  4. Ese foro está ahí para que todos los de la libreta escribamos. No sé, yo la verdad es que tengo que ser sincero, no paso mucho por ahí. Y me gusta, pero es que entre twitter y demás… casi que ya tengo suficiente! Hay muchas entradas?

  5. Tampoco yo creo que haya debate acerca de la interacción calidad/ritmo. Vamos a ver, a mi modo de verlo las pelis tienen una valoración general, buena, mala o regular, y luego se pueden entrar a valorar mil aspectos más, entre ellos varios relacionados con el ritmo. Es decir una peli buena y una mala pueden ser frenéticas, lentísimas, climáticas, anticlimáticas, todo dependerá de la calidad de su director para jugar con el tempo.

    Con respecto a los ejemplos que pones, yo no me atrevería a decir que In the mood for love es lenta. Creo que tiene el ritmo que demanda la historia y el que el director quiere imprimirle de manera intencionada. Yo diría que es sutil, que es muy oriental, poco explícita, pero no me fijaría tanto en su ritmo ya que considero que es algo bastante común en el cine oriental. Digamos que es un estilo narrativo, tanto a nivel temporal como de ornamentación de la historia principal, muy común a nivel cultural, aunque no digo que sea el único que se estila por allí. Puedes comprobarlo mirando cualquier otra peli de la filmografía de Wong Kar Wai, incluidas las que ha hecho fuera de su país, o las de otros grandes del cine oriental actual como Kim Ki Duk o el propio Kurosawa. No es un hándicap, es algo que el director ha querido hacer así.

    Y donde estoy más en desacuerdo contigo es en la lectura que haces de “Lost in translation”. Para empezar te diré que no es una peli que a mi me encante, simplemente me parece correcta. Pero por supuesto que pasan cosas, pasan muchísimas cosas. Y no me refiero a que vayan a un karaoke o se tomen unas copas, me refiero a la experiencia vital que se quiere trasmitir, pero sobretodo al hecho de que no intenta hacerte ver que la vida es lenta sino todo lo contrario, te enseña que la vida es un suspiro y para ello descontextualiza a dos personajes y los pone en una ciudad frenética, para ello te muestra la decadencia de él, la juventud de ella, la capacidad de conexión de ambos, el descontento mutuo y la frustración ante las vidas que llevan y la necesidad imperiosa de que en tu vida tomes las riendas y no te dejes mecer por el paso del tiempo en los laureles de tu éxito profesional o de tu belleza, porque si haces eso estarás muerto antes de darte cuenta (o serás un cutre decadente o un viejo decrépito y ya no tendrás tiempo para redimirte).

    Lo que te venía a decir, que L.I.T. no es una película lenta, es una peli de cotidianeidad, de reflexión de la vida, por eso no te cuenta un historión plagado de personajes, anécdotas, interminables conversaciones y chascarrillos, sino que te habla de una experiencia de vida de dos personas concretas fácilmente aplicable a cualquier persona. Y esa es la grandeza de Murray en esta película, eso es lo especial de LIT, que el actor protagonista es Murray, y él solo es capaz de trasmitir exactamente lo que la directora quiere contar, todo eso que te comento y mucho más en cada una de la escenas en las que aparece, pero ya me está dando vergüenza ver el tocho que he escrito y no me quiero extender más contándolas, jejeje.

    Saludos.

  6. Lost in Translation es una peli de una niñata pija sobre niñatos pijos que ooooh, se encuentran fuera de su lugar y están frustrados con su vida de ricacho. Y, además, es un peñazo mayúsculo.

  7. No sé si lo has notado pero mi post está escrito desde la más sincera subjetividad. Si no te gusta lo que pongo o no estás de acuerdo me parece bien y me encanta que pierdas el tiempo en leerlo, criticarlo o escribir tu opinión, para eso estamos… pero ese tono (será porque soy una mujer y eso es algo que nos llega, ooooh) no me parece el apropiado. Si no te gusta Lost in Translation me parece estupendo que lo digas (como has hecho en otro comentario más arriba), pero que te reafirmes con ese tono iracundo me parece ya una cuestión personal.
    Si quieres te consigo unas copias en 35mm de la película y las quemas en algún descampado para que sea todo más pasional 🙂
    Un saludo.

  8. Hombre Full, niñatos niñatos… Murray debe calzar unos sesenta tacos, el papel de niñato se le quedó corto incluso antes de grabar los cazafantasmas…

  9. La verdad es que era una respuesta al comentario de brujer que a tu post en sí, que he comentado en el primer comentario y en el que, si lees bien, estamos prácticamente de acuerdo, ya que los dos creemos que la lentitud no está reñida con la calidad de una película.

    Señorita, no te tomes como una cuestión personal mi furioso ataque a esa película, yo soy visceral, pero no te insulto a ti ni mucho menos, insulto a la película. Creo que el bueno de Mikkibones te puede confirmar esos “momentos destroyer” que tengo y que ni mucho menos son ataques personales. Si quisiera atacarte te insultaría directamente, cosa que no voy a hacer porque suelo ser mesurado con la peña y porque, evidentemente, no me has dado ni el más mínimo motivo para ello. Nada más.

  10. Hi I am so glad I found your webpage, I really found
    you by mistake, while I was browsing on Google for something else, Anyways I am here
    now and would just like to say thanks for a incredible post and
    a all round interesting blog (I also love the theme/design), I
    don’t have time to read it all at the minute but I have bookmarked it and also added your RSS feeds, so
    when I have time I will be back to read more,
    Please do keep up the great jo.

  11. Interstellar, Stalker, Primer, y tantas tantisimas otras de las que la gente sale con la muletilla “es muy lenta” y dan ganas de matarlos lentamente con una cucharilla. Hasta de Breaking Bad lo he oido.
    Lo de matarlos es broma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s