Los luchadores compiten hasta el final

No se puede decir que la posición de Valdés haya sido cómoda en el Barcelona, y no me refiero en el campo, que también. Víctor Valdés ha triunfado en su club de toda la vida por tener más valor que nadie. Su fe en él mismo le ha llevado a superar montañas tan grandes como Van Gaal.

Más allá de su indiscutible calidad como portero y su juego de pies, Valdés ha destacado por tener más concentración que nadie. No es fácil reponerse después de temporadas duras como las que vivió en sus inicios o ganarse el cariño y admiración de una grada siempre exigente con la portería. Conviene recordar que hasta la consolidación de Valdés habían pasado por el Barça grandes porteros como Lopetegui, Dutruel, Reina, Víctor Bahía, Hesp y un largo etcétera que antes de llegar al conjunto culé habían destacado, ya bien en sus equipos anteriores o en categorías inferiores. Lamentablemente, para ellos y para el club, su paso por la portería del Barcelona fue meramente testimonial y con más pena que gloria.

Victor-Valdes

Víctor no sólo acabó con debates absurdos, también hizo que sus críticas tornaran en aplausos y que por fin la grada le viera como el heredero del estimado Zubizarreta. Su crecimiento desde la llegada de Frank Rijkaard ha sido imparable. Antes de que ésto ocurriera, Víctor era un portero alocado, errático y precipitado en sus salidas de la portería (ya fuera por alto o por bajo), nada seguro en el uno contra uno y nadie se fijaba en si su juego de pies era bueno o malo. Por contra, contaba con muy buenos reflejos bajo palos y algo imprescindible para un potero, la personalidad.

Fue la llegada de Unzué lo que marcaría el verdadero progreso de Valdés como guardameta. De repente empezó mostrar solidez en las salidas, ser prácticamente imbatible en el mano a mano y ser fundamental en la salida de balón, gracias al famoso juego de pies. Pero no se quedó ahí, siguió mejorando y se especializó en algo que hace que un portero destaque por encima de todas las cosas, el blocaje de la pelota. Valdés es toda una garantía en este sentido, ya que donde otros despejan y a veces conceden segundas oportunidades, él bloca la pelota y niega cualquier rechace. Está claro que cuando un jugador se propone mejorar y trabaja para ello el resultado acaba llegando, pero es innegable que Unzué marcó el antes y el después de la carrera de Valdés.

Poco a poco Víctor fue cosechando todos los títulos posibles de club e individuales (aunque yo al Zamora le doy más mérito por la defensa del equipo). Sólo faltaba la llamada a la selección española, un llamada que llegaría tarde, pero en el momento adecuado, Sudáfrica 2010. Gracias a esta convocatoria Valdés redondearía su palmarés con el mundial de dicho año y la eurocopa de 2012, convirtiéndose así en el portero español con mejor palmarés de la historia.

Victor-Valdes-ha-igualado-al-m_54293104287_54115221152_960_640

Ahora que ha anunciado su decisión irrevocable de no renovar con el club que le ha dado todo, una pregunta asalta la mente del aficionado culé, ¿por qué? Cómo es posible que después de tanto tiempo, luchando contracorriente para defender la portería de su club de toda la vida, renuncie a renovar. Creo que la respuesta está en la persona. Valdés no es uno más. No es una decisión económica (aunque no lo afirmaré categóricamente debido a su agente). Es una decisión personal. Es una inquietud. Es una manera de demostrarse a él mismo y a los demás que puede encajar perfectamente en otro equipo que no sea el Barça, algo de lo que muchos culés dudan. Tiene ganas de probar nuevas culturas y vivir experiencias distintas. Y si alguien duda que Valdés no pueda conseguirlo debería ir cambiando de opinión, los luchadores compiten hasta el final.

Yo sólo espero que sus compañeros y Zubizarreta (tiro la toalla con la directiva) sepan arroparle y demostrarle el cariño que se ha ganado. Espero que el aficionado no le reproche nada al héroe de París. Y me gustaría que ese entorno cainita le dejara trabajar tranquilo hasta que termine su contrato o el club encuentre la solución adecuada, pero en esto último no hay esperanzas.

Desde este pequeño blog queremos agradecer a Víctor Valdés sus años en el Barça y desearle que allá donde vaya encuentre los mismos éxitos que ha tenido en el Barça.

victorvaldes_g

Anuncios

4 Respuestas a “Los luchadores compiten hasta el final

  1. Un poco de sentido común ! buen artículo , estoy de acuerdo con tus observaciones, ser portero del Barça y durar es realmente muy difícil. Si Valdés lo ha conseguido es la suma de sus cualidades como portero y quizá la más difícil es el carácter para soportar la presión que hay en Can Barça. Y como tú dices justamente esa forma de ver la vida es la que lo ha llevado a Valdes a ver más allá del Barça y buscar nuevos retos. Un saludo 🙂 SEMPRE FIDELS ,SEMPRE BARÇA

  2. Gracias por pasarte y leer el artículo. Sólo por poner un pero a Valdés diría que le ha faltado tener más tacto a la hora de hacerlo público. Habría preferido que lo hiciera en otro momento y no así de buenas a primeras y con media temporada por jugarse.
    Un saludo!

  3. Uf, emotiva despedida a Valdés, aunque no comparto alguna de tus observaciones, entiendo que por el hecho de no compartir tus sentimientos, jejeje De la lista de porteros que citas, a la actualidad me remito, ninguno ha perdurado. Dutruel y Lopetegui eran bastante mediocres, Vitor Bahía no pasaba de ser un portero guapo y Reina tuvo dos años buenos en el Liverpool y desde entonces trabaja de guía de viajes en la selección española. Ruud Hesp tengo que confesar que me gustaba bastante, es el que creo que tuvo mejores tardes en el Barça. El de Zubi es caso aparte, entiendo el cariño que se le tiene en el club por el momento histórico en el que defendió la portería, pero su declive fue tan hondo y tan largo que me hizo perderle algo de respeto y toda la admiración. Puedes preguntar en Valencia por él…

    El tema este de lo difícil que es la portería del Barça me parece bastante trillado, no lo comparto, es igual de difícil que la de cualquier grande y, si me apuras, que la de cualquier equipo. La evolución de Valdés, lo estoicamente que ha aguantado los malos momentos y como los ha revertido en buenos es admirable. Pero no olvidemos, como señalas, que la espectacular manera de defender del Barça (y de practicar el fútbol, vaya) en estos años, le ha beneficiado sobremanera y le ha permitido llegar hasta donde ha llegado. Que ahora se marche así, a mi me parece desagradecido, injusto con el club. No queda media temporada, queda una y media, acaba contrato en 2014.

    Por cierto, hablar de él como portero con mejor palmarés atribuyéndole la Euro 2012 y el mundial 2010 no es faltar a la verdad, pero sí que me resulta un poco forzado, teniendo en cuenta que no jugó ni un minuto y es posible que haya otro portero español “sólo” con algún zamora menos, jejeje…

    Me alegro de leerte. Un abrazo!

  4. Juan! Qué bueno tenerte por aquí!
    Los porteros que he citado eran grandes porteros. Dutruel lo hizo bien en el Celta, Bahía fue el mejor portero del mundo antes de fichar por el Barça, Reina lo hizo muy bien en el Villarreal y en 2-3 años en Liverpool, fueron grandes porteros. Otra cosa es que no cuajaran en el Barça.
    Y lo del palmarés llevas razón. No jugó minutos en el Mundial y la Eurocopa, pero no por ello deja de ser ganador igualmente. Además, su palmarés en títulos de club ya era el mejor hace tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s